Con la tecnología de Blogger.

Galiorient

Popular Posts

martes, 24 de septiembre de 2013
Pues dos años después he vuelto a la marcha con chip (para mí carreras encubiertas, jajajajaja) de A Rapa das Bestas 2013 Btt.

Este año había la opción del trail, la marcha corta de btt, el maratón btt de 70 km y el duatlon, además de una ruta de senderismo. Lógicamente me inscribí en el maratón de 70km junto con mis compañeros de NSL Carlos y Rubén.

Una vez llegados a Estrada mucha gente conocida del Gallaecia, Tania, Jose, David Senra, Jose Ramón y de otros clubes de raid, casi todos apuntados al duatlon.

Mi idea era llevar a Carlos que está un par (o 10) puntitos por encima mía lo más adelante posible y que luego tirase él a su ritmo.

"Ritmo vivo"
Se da la salida y tiro a "ritmo vivo" con él detrás, sabía que ese ritmo como mucho lo podía aguantar 20 km en mi estado actual de forma. Conseguimos salvar rápidamente cualquier tipo de embotellamiento y nos colocamos en posiciones que debían de ser entre la 11 y la 15 del maratón.

En una de las bajadas con un poco de miga veo que no me sigue, resulta que se le había soltado el cable del cambio, Rubén que venía muy cerquita remontando tras quedar cortado en la salida había cargado con la llave grande porque tenía un mal presentimiento (puñetero gafe) y tras unos minutos parados arreglando más o menos la avería volvemos a arrancar a lo bestia. Tras dejar atrás a bastante gente que nos pasó durante la parada llegamos a la primera subida donde Carlos se va, yo trato de seguirlo lo más cerca posible para ver si podemos tirar los dos juntos en el teórico circuito llano de la carrera del duatlon. Lo engancho en el avituallamiento de la transición donde pasamos de 23 y 24 (contando a los del duatlon) y como a él le faltan 3 piñones tiro un poquito a ver si le ayudo algo.

Nos engancha Rubén bajando a tope y en las siguientes subidas no puedo con su ritmo y se me van, ya puedo ir a mi bola pero claro quedaban 30 km de penurias para llegar ya sin fuerzas.

Rubén remontando
El recorrido tras el bucle de la carrera del duatlon es un tobogán infernal durante los primeros kilómetros, con rampas en subida importantes y bajadas que tampoco te permitían relajar mucho.

Al final mis compañeros acaban uno el 11 y otro el 12 mientras que yo acabo el 17, no esta mal, ningún equipo consiguió meter a tres entre los 20 primeros.

La organización ESPECTACULAR, hizo muchísimo calor (38º marcó el aparatejo de Rubén) y había avituallamientos cada 10 km como mucho, con agua que te rellenaban encantados, plátanos, bocatas, bizcochos, isotónico, unas vistas impresionantes que no pude disfrutar hace dos años por culpa de la niebla además del cronometraje oficial y del supercamión del podium. Espero poder repetir en futuras ediciones.




0 comentarios: