Con la tecnología de Blogger.

Galiorient

Popular Posts

jueves, 11 de agosto de 2011
Última entrega del entrenamiento con series que espero que os haya sido útil. Como hacer las series No es necesario realizar todas las series fuertes, lo ideal es empezar suave en la primera y acabar la última la más fuerte. Los resultados hay que esperarlos a medio y largo plazo. No podemos pensar que entrenando fuerte una semana a la siguiente estaremos a tope. Sólo después de varios meses de trabajo sistemático se empiezan a notar los primeros síntomas de una progresión evidente. Es muy importante hacer las series en progresión, pues se asimilan mejor; las articulaciones y los tendones sufren menos; los músculos no se sobrecargan tanto; el hígado trabaja menos y con más eficiencia; la recuperación es más rápida y, sobre todo, nos refuerza psicológicamente. Nuestro organismo tiene memoria selectiva, pues se queda de cada entrenamiento con lo último que haces, por lo que haciendo lo justo y en progresión se avanza más seguro, más rápido y más lejos a un menor esfuerzo, y sobre todo disfrutando de la carrera. Os preguntaréis, que ¿cómo se hace esto?, os lo explicaré con un ejemplo sencillo. Sí un corredor quiere hacer 6 repeticiones de 1000 metros a una media de 4’, lo que debe hacer es empezar sobre 4’15’’ y acabar sobre 3’45’’ o 3’40’’. Sí lo hace y recupera correctamente es que ha realizado los ritmos adecuados. Si le costó acabar a esas intensidades y recupera mal, significa que esos ritmos fueron excesivos y que debe ajustarlo a la baja en las próximas series. Pero si no ha podido acabar en esos tiempos, e incluso en las dos o tres últimas las hizo más lentas, es que estaba muy equivocado con los ritmos que debía hacer. Controlar las pulsaciones de las series En el caso de las series, el entrenamiento va encaminado a mejorar tiempos y si nos fijamos bien en las pulsaciones que tenemos al acabar la serie y al empezarla podemos optimizar más el entrenamiento. Es de suponer que las series son trabajo intenso, por tanto debemos de acabar entre el 90-98% de nuestra frecuencia cardíaca máxima. Pero lo más importante no es la frecuencia con la que acabemos, ya que el ritmo de la serie va a depender de lo que queramos conseguir, el factor más importante es saber con qué pulsaciones empezar la siguiente serie, o lo que es lo mismo, cuánto tiempo descansar. Normalmente en los planes de entrenamiento podemos encontrarnos el tiempo de descanso en minutos ( uno o dos minutos entre series), pero para ser más exactos deberíamos de adecuarlo al número de pulsaciones según el tipo de entrenamiento. Si buscamos un trabajo de velocidad o de potencia deberíamos de bajar las pulsaciones hasta casi las de reposo entre serie y serie. Si buscamos una mejora de la resistencia esta bajada llega con que sea de 40-50 pulsaciones desde que acabamos la serie.

0 comentarios: