Con la tecnología de Blogger.

Galiorient

Popular Posts

miércoles, 16 de noviembre de 2011
Continuando con los artículos de lesiones en el deporte hoy voy a empezar con las lesiones de los corredores, la verdad es que he sufrido una cuantas y quizá esa sea una de las razones por las que no me gusta en exceso correr y sí andar en bici.

Lógicamente algunas de estas lesiones ya fueron descritas en el artículo de lesiones del ciclista, incluso alguna de ellas como los calambres o las contracturas se me olvidaron en ese artículo, pero bueno, creo que entre todos estos artículos nos encontraremos un 90% de las lesiones que puede tener un corredor o un ciclista.


CALAMBRES Y CONTRACTURAS
Son la contracciones dolorasas de un músculo que muchas veces queda contraido y es imposible relajarlo. No comporta ningún peligro, es una lesión benigna en la práctica deportiva.
La diferencia entre uno y otro tipo es la duración, un calambre dura muy poco mientras que la contractura dura más tiempo.

En el caso de los corredores se suele localizar en los gemelos.

Las causa habitual es un deficit de algún mineral como potasio, calcio o magnesio que provocan deshidratación y como consecuencia se originan estás contracciones "involuntarias" de los músculos.

Una vez que se produce hay que tratar de relajar el músculo, refrescarlo con agua fría si se puede y realizar un masaje, despues hacer estiramientos suaves.

Así como un calambre no te limita totalmente para realizar una actividad física una vez recuperado al cabo de unas horas, una contractura va a originar que tengamos que guardar reposo durante unos días y dependiendo de su gravedad puede ser necesario el tratamiento con antiinflamatorios, relajantes, ultrasonidos o masajes relajantes.

Para evitar que se produzcan es muy importante hacer un buen calentamiento y sobre todo, hidratarse bien durante la carrera, tomar sales o bebidas isotónicas para evitar que se produzca un deficit de alguno de los minerales que intervienen en el mecanismo de contracción muscular.


AGUJETAS O DOLOR MUSCULAR TARDÍO
Las agujetas no son la acumulación de cristales de ácido láctico que provocan dolor como si fuesen agujas al pinchar en los músculos.

Ahora que ya sabemos lo que no son os diré que se trata de microlesiones musculares provocadas por un esfuerzo superior al que están preparadas para aguantar.

El dolor muscular aparece entre las 12 y las 24 horas después de hacer el ejercicio, llegando a su intesidad máxima entre las 24 y las 48 horas.

Para su tratamiento obviamente el famoso agua con azucar no vale absolutamente para nada, ni como tratamiento ni como prevención, lo más recomendable son los estiramientos, el masaje y la crioterapia (ponerle frío), los estiramientos deben de ser suaves una vez terminado el ejecicio y una vez transcurrido el tiempo hacerlos con una mayor intensidad para tratar de recuperar la longitud inicial del músculo en reposo.

Para evitar que se produzcan es muy importante adecuar las cargas de entrenamiento a nuestra condición física y hacer un calentamiento correcto, sobre todo si vamos a realizar muchos ejercicios excéntricos comos son los tramos de bajada y multisaltos que son los que habitualmente menos se entrenan.
 

0 comentarios: